Un día en casa de Ana

Un sábado diferente, un día fuera de la monotonía. Hacer fotos en un ambiente dispar al acostumbrado, otro lugar lejos de lo habitual. Sí, encontré ese espacio para respirar otro aire y donde mi cámara captó objetos diversos, aquellos que no existen en mi hogar: un día en la casa de Ana.

Es más bien un departamento, muy similar a una vivienda amplia de un sólo piso. Es acogedor por lo que me sentí a gusto inmediatamente, tiene la personalidad que proyecta Ana: divertida, apasionada, alegre, positiva, atenta, fresca, intelectual, aventurera, siempre en movimiento. Si nos referimos a colores la identificaría aquellos que transmiten principalmente alegría, dinamismo, jovialidad, inteligencia, imaginación, fantasía: me refiero al naranja, amarillo, violeta, verde.

Disfruté cada rincón de su hogar incluyendo la terraza. Me enamoré de muchos de sus libros sobre diseño, packaging, tipografía, editorial de moda, fotografía; su pequeña esquina como oficina; sus ventanales que permiten dar oxígeno a todo el piso; sus colores; su ambiente. Como no aprovechar en hacer fotos de varios diseños divertidos, justo lo que debería tener en mi cuarto.

 

 

Fotografía CARLOS RODRÍGUEZ

Concepto / Fotografía de mi KARLA PAREDES